Una historia sobre cómo la República compró armas a los nazis y otra sobre el exilio y la identidad ganan los premios Ateneo de Novela 2023

Las obras ganadoras son: 'Si yo te contara', de José Luis Gil, y 'Cuchara, cuchillo, tenedor', de Dimas Prychyslyy. Los premios, patrocinados por la Fundación Bancaria Unicaja y Ámbito Cultural, de El Corte Inglés, se publicarán en otoño con el sello de Algaida
Los escritores José Luis Gil (izquierda) y Dimas Prychyslyy.
ÁMBITO CULTURAL  04/07/2023

Una historia sobre cómo durante la Guerra Civil de España (1936-1939), el gobierno de la República compró armas a los nazis para enfrentar a los nacionales obtuvo el 55º Premio Ateneo de Sevilla de Novela 2023. Se trata de Si yo te contara, de José Luis Gil (Badajoz, 1972), elegida entre 233 obras. El galardón en la categoría Ateneo Joven fue para Cuchara, cuchillo, tenedor, de Dimas Prychyslyy (Ucrania, 1992), al que aspiraron 37 libros. Las dos novelas llegarán a las librerías en otoño bajo el sello de Algaida. Los premios, patrocinados por la Fundación Bancaria Unicaja y Ámbito Cultural, de El Corte Inglés, entregan 20.000 euros al Ateneo de Novela y 5.000 al Ateneo Joven.

En Si yo te contara, José Luis Gil aborda las gestiones de compra de armas de la República, pero también de los sublevados, para hablar de la llamada “Tercera España”, aquellas personas que quieren permanecer al margen del conflicto, pero uno y otro bando las obligan a tomar partido. Es el caso de sus protagonistas: el matrimonio formado por Armando y Luz quienes se ven forzados a hacer gestiones en bandos diferentes.

La novela, recuerda Gil, surgió cuando un amigo historiador lo llamó para ponerlo sobre la pista de compra de armamento a través de su tesis doctoral. El escritor leyó el trabajo de su amigo e investigó más. “En las primeras semanas de la Guerra Civil”, explica, “la diplomacia internacional de la República desplegó una campaña para intentar ganar un trato de favor de los países europeos. Pero no lo logró del todo. Buscó, desde la embajada en París, comprar armas para enfrentarse a los nacionales que sí lograron armamento de Alemania e Italia, que eran amigos de los militares”.

1688502606_Ambitocultural-2023-libros-julio4-premio-ateneo-joseluisgil-editado.jpg

 

Lo extraordinario, enfatiza Gil, es que el gobierno de la República estaba en teoría reconocido por todos los países, aunque la realidad demostró otra cosa. Un episodio claro de esa contradicción, recuerda el ganador del Ateneo, es que “Inglaterra veía con cierta simpatía a los sublevados y no apoyó la dotación de armas a los republicanos que tuvieron que recurrir a otros mecanismos”.

Al final, “la República negoció con el régimen nazi, eso está probado”, afirma José Luis Gil. El gobierno obtuvo esas armas, pero de manera indirecta, a través de Grecia: “Los alemanes no podían apoyar públicamente a la República, pero sí estaban interesados en negociar debido a los precios exorbitados que pagaba España y que le servía a Alemania para rearmarse en lo que sería la Segunda Guerra Mundial”.

Si yo te contara transcurre entre Francia y Alemania, arrancando la acción en la embajada de España en París. Este fue el centro donde se intentó el apoyo internacional para el gobierno de la República y las negociaciones para la compra de armas.

Ese trasfondo es real en la novela, pero las historias humanas son ficticias, aclara el escritor. Porque, añade, “muchos españoles se vieron envueltos en una guerra que no era suya. Por eso cada vez tiene más peso el concepto de la “tercera España”. Personas comunes y corrientes que estaban geográficamente en un bando u otro sin que necesariamente se identificaran con ellos.

“En España”, lamenta José Luis Gil, “colean las heridas abiertas. Todavía tendemos al maniqueísmo, a buenos y malos, dependiendo de la ideología de quien habla, cuando la mayoría de esas personas no eran ni buenas ni malas, ni una cosa ni la otra”.

Asegura que mucha gente perdió la vida en la retaguardia al intentar huir de la barbarie. Ninguno de los bandos permitía la desbandada. Sus dos protagonistas, si bien no estaban en territorio español, se ven abocados a trabajar cada uno para un bando diferente.

José Luis Gil recuerda que “entre el blanco y el negro hay una escala brutal de matices. Pero los maniqueístas intentan verlo todo en blanco y negro. La verdad es que la mayoría de la gente tiene pensamientos diversos. Son las élites y gobernantes los que suelen polarizar mucho la ideología y el debate como se ve hoy en día”.

El ganador del Ateneo de Sevilla de Novela ha publicado anteriormente obras como La traición del rey (Styria, 2008), La colina de las piedras blancas (Styria, 2010), La dama de Saigón (Kailas, 2015), Madera de savia azul (Ediciones B, 2019) y Lágrimas de oro (Espasa, 2022).

 

Cuchara, cuchillo, tenedor

1688500950_ambitocultural-2023-libros-julio4-premio-ateneo-dimas-prychyslyy.jpg

 

El Premio Ateneo Joven a Dimas Prychyslyy, por Cuchara, cuchillo, tenedor, corresponde a una novela que partió de unos detonantes personales, a los que siguieron los políticos. Esos hechos, cuenta el escritor que vivió en Canarias, desde los 7 años, con sus padres, lo llevaron “a escribir como en un acto de desnudarse de manera muy sincera y arriesgada. Llega un momento en que uno tiene que ficcionarse para entender la historia familiar que no deja de ser una ficción. Pero no todo lo que cuento es vivido”.

Dimas Prychyslyy empezó a escribir la novela en 2021, un año antes de la invasión rusa a Ucrania que ha terminado en una confrontación bélica de alcance global: “La guerra me removió algunas cosas. Es una novela con elementos de mi familia, y eso me incluye a mí, un retrato del exilio, de la construcción de la identidad y de cierta torpeza del protagonista a la hora de relacionarse”.

La obra parte de la vida de un profesor que intenta superar una ruptura sentimental con su novio, al tiempo que trata de adaptarse a la convivencia con su sobrino que se ha instalado en su casa mientras estudia en la universidad. Solo cuenta con la compañía de su amigo, la Petricor, al que va contando sus miserias.

Dimas Prychyslyy obtuvo en 2021, con No hay gacelas en Finlandia, el Premio 25 Primaveras de Novela para menores de 30 años, del Premio Espasa-Ámbito Cultural. Es graduado en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca y Máster en Escritura Creativa por la Universidad Complutense de Madrid. Sus libros son Mudocinética (2010), Los uranistas del Deux Magots (2011) y Molly House (2016), galardonado con el Premio València Nova.

El jurado de los dos premios Ateneo de Novela estuvo presidido por Emilio Bojá Malavé, presidente del Ateneo de Sevilla, y como vocales la escritora Espido Freire, la autora y periodista Mercedes de Pablos, Francisco Prior, Gervasio Posadas, director de Ámbito Cultural, Francisco Cañadas, de la Fundación Unicaja, y el editor de Algaida Miguel Ángel Matellanes. Fernando Fabiani ejerció de secretario, como el cargo que ocupa en el Ateneo de Sevilla.

PODCASTS
Historia con Nacho Ares: 110 años de Nefertiti
AGENDA
ZARAGOZA/ Exposición ´Fotografía de lo invisible´
MÁLAGA/ Encuentros con la Ciencia
SANTIAGO DE COMPOSTELA/ Debate literario sobre la novela ´Empezamos por el final´
SANTANDER/ Club de Lectura sobre Carla Montero
La mejor música y discos de los artistas invitados en Ámbito Cultural en 2023
Buenas películas que desmitifican la Navidad, la Nochevieja y los Reyes Magos