Silvia Pérez Cruz: “Aprender es compartir, y la belleza se multiplica”

La cantante, compositora y actriz española, Premio Nacional de las Músicas Actuales 2022, cuenta en nuestro ciclo Así nacen as canciones cómo es su proceso de creación y lo que significa para ella la música
Silvia Pérez Cruz, en una fotografía de su página web.
MARIBEL LIENHARD  27/10/2023

La música, para Silvia Pérez Cruz, es vida, felicidad, paz, belleza. Está convencida de que con ella el mundo es un poco mejor, sobre todo, cuando en un concierto todos cantan y ven cómo sus vibraciones se juntan. “Tengo la confianza, la certeza de que el mundo es un poco mejor en ese momento en que todos cantamos”, dice Silvia Pérez Cruz (Girona, España, 1983).

Con la artista española contando sus experiencias, y cantando varios temas con su voz íntima que te habla a ti, que acompaña tus recuerdo y emociones, abrió su temporada 2023/24 el ciclo Así nacen las canciones, de Ámbito Cultural, de El Corte Inglés, coordinado por el periodista musical Fernando Neira.

Silvia Pérez Cruz obtuvo el Premio Nacional de las Músicas Actuales 2022, por “la calidad creativa e interpretativa de su carrera; por la naturalidad, la versatilidad y la audacia de sus propuestas”. Con 40 años, recién cumplidos, ha publicado ocho álbumes en solitario, de 11 de noviembre (2012) a Toda la vida, un día (2022), ocho como integrante de otros grupos, y ha participado con medio centenar de músicos. Obtuvo el Premio Goya a Mejor canción original en la película Blancanieves (2012).

Criada en un ambiente de artistas, cultural, hija del músico Càstor Pérez Diz y la poeta Gloria Cruz i Torrellas, Silvia Pérez Cruz canta desde los tres años. En su faceta como actriz fue nominada a los premios Goya como Actriz revelación en 2017 por la película Cerca de tu casa.

La artista española compartió, con los asistentes a la sala Callao, de Madrid y por streaming, la manera en cómo vive la música, intercalada con la interpretación de cuatro canciones. De ese momento tan emotivo surge este Diccionario Silvia Pérez Cruz:

j0B9Hgm4Bkc

 

Alfonsina y el mar

A los 8 años, mi padre me pone la canción Alfonsina y el mar, de Mercedes Sosa, y me rompe la cabeza. Cuando mi hija tenía 8 años pensé: “¿Qué me pasaba a mí para que me gustara eso? Es de mayores. Yo creo que era para que le gustara a mi padre, porque no lo veía mucho, solo dos veces al año y cantábamos. A los 12 años mi padre me regala una guitarra y me aprendo Alfonsina y el mar, como primer tema, en vez de uno de Nirvana. Y un día le digo: “Papa, ya me la sé”. La cantamos, la tocó él, y, a partir de ese momento…

 

Apoyo, vocación

En casa nunca me presionaron. Lo que sí me dieron fue impulso. Me hacía feliz. Yo pensaba que me dedicaría a otra cosa, pero que siempre haría música. Estuve a punto de hacer filosofía y antropología, algo social. De repente, la música lo englobaba todo. Yo estudié música de los 3 a los 25 años.

En Barcelona se creó la ESMUC. No sabía si la música era mi oficio o no. Hice las pruebas de saxo y de canto, y me di cuenta de que cantando llegaba más rápido a lo que sentía. El saxo lo he recuperado porque estuve con él muchos años. Ahora lo entiendo con más calma.

 

Belleza

Me gusta conversar, jugar. Hay personas que te encuentras en el camino y de donde sale una buena charla musical. Y te apetece bailar con él o ella, aprender, no estar siempre con tu visión. Es refrescante compartir otras visiones. Me encanta tocar sola y compartir. La composición la vivo más en soledad, el arreglo también, pero cuando llegas con los músicos... Se trata de prepararlo mucho y tener la flexibilidad de escuchar lo que es mejor para todos si es tu proyecto. Aprender es compartir, y la belleza se multiplica.

1698407150_AmbitoCultural-2023-musica-octubre27-asinacenlascanciones-silvia-perez-cruz-interior.JPG

Silvia Pérez Cruz durante su actuación en Así nacen las canciones de Ámbito Cultural, de El Corte Inglés, en octubre de 2023.

 

Cantar

Es un acto de desnudez, y nos sentimos atacados. Tus vulnerabilidades las enseñas con quien estás a gusto. Y una cosa es cantar para adentro, y otra cantar, romper el aire. Y dirán, pero ¿quién eres tú para romper el aire?, como si tuvieras chulería, pero no va de eso. Luego está el miedo a hacerlo mal. Siempre digo que afinar está sobrevalorado, que lo importante es cantar con amor. Ahora, en los conciertos, hago que la gente cante mucho. Tengo la confianza, la certeza de que el mundo es un poco mejor en ese momento. Vivimos muy solos y, de repente, estar juntos, sintiendo que tu sonido se suma al de otro, hay algo que durante unos segundos que va a hacer el bien cuando salgas de ahí. Cantar mola, te sale de dentro, vibra tu cuerpo.

 

Componer

He compuesto en todas partes. Me he levantado y he escrito una canción que he soñado. Ahora compongo como de repente, la base me cae encima, las letras también. No voy borrando. Tengo que nombrarlo para que exista, y ver si funciona.

 

Crear

Me gusta mucho el vértigo de no saber a nivel creativo. Me gusta confiar en que todo va a evitar lo que le toca. A nivel vital, los comienzos son nuevas oportunidades, momentos de limpiar. Me gustan. Eso no significa que tenga mucha confianza en mí misma.

 

Emoción

Aún pregunto cómo canto. Lo que sabía, porque cantaba desde muy chica, cuando cantaba con mi padre, con 12 años, es que la gente lloraba y venía y me contaba su vida. Me di cuenta de que la música iba más allá de lo que me hacía sentir a mí. Era un juego de aprender, era casa, porque ahí nos comunicábamos así, era vocación y ver que al otro le pasaba algo. Lo sé hace tiempo, pero no lo acabo de entender. Entiendo que la música tiene esa vibración, que sin pedir permiso entra. Creo en el efecto espejo, de que si cantas a corazón abierto el otro te escucha a corazón abierto, y ahí se encuentran con sus cosas. Sé que le canto a algo universal, no a lo mío, y ahí nos encontramos. Si canto al desamor es desde el de todos, porque si lo hago desde él mío, me desmonto.

 

Música

La música es mi manera de vivir desde que nací. Tengo claro que la música me hace humilde, me hace todo. Me alucina que exista la música, estoy encantada, es un invento maravilloso. Lo que más admiro de la gente es lo relacionado con la parte de humanidad. Sé que en el arte subirse a un escenario tiene mucho poder. Intento trabajar la parte del arte más vulnerable, más humana que me parece grandiosa. Y dejo que sea lo que es. Los tiempos cambian los valores cambian.

PODCASTS
Historia con Nacho Ares: 110 años de Nefertiti
AGENDA
ZARAGOZA/ Exposición ´Fotografía de lo invisible´
MÁLAGA/ Encuentros con la Ciencia
SANTIAGO DE COMPOSTELA/ Debate literario sobre la novela ´Empezamos por el final´
SANTANDER/ Club de Lectura sobre Carla Montero
La mejor música y discos de los artistas invitados en Ámbito Cultural en 2023
Buenas películas que desmitifican la Navidad, la Nochevieja y los Reyes Magos