Niño de Elche: “Es mucho más importante la traición que la traducción, entender la tradición como algo móvil”

DICCIONARIO DE... Uno de los artistas españoles que mejor ha fusionado el flamenco, la poesía, sus reflexione y su vida. Fue el invitado a nuestro ciclo LdeLírica donde habló de su concepción del arte, la tradición, la música y la espiritualidad
Niño de Elche, en un detalle de la foto de portada de su disco 'Flamenco. Mausoleo de celebración, amor y muerte'.
WINSTON MANRIQUE SABOGAL  14/03/2023

El arte y la vida son inseparables para el Niño de Elche. “Vivo así. En mí todo está relacionado con poetizar la vida. A veces colapso. Ese es mi drama”.

De esa fusión emerge uno de los artistas españoles que, en la última década, ha renovado más la música, el flamenco, la poesía y la vida, al fundirla como un solo cuerpo. Francisco Contreras Molina (Elche, 1985) empezó en 2007 con el disco Mis primeros llantos y llegó al décimo título en 2022 con Flamenco. Mausoleo de celebración, amor y muerte, ha escrito, además, varios libros como el poemario Llamadme amparo (Espasa).

Más sosegado, el Niño de Elche camina por el lado más espiritual de la vida gracias a la experiencia que le ha permitido el vivir episodios convulsos, como fue, para él, el de
los indignados del Movimiento 15-M, en 2011. De esas inquietudes y contradicciones surgió el disco que le aseguró un lugar en el panorama español y que le cambió la vida:
Voces del extremo (2015).

De aquellos “anhelos de la épica revolucionaria”, como dice él, y de este momento de experimentación en la serenidad, el silencio, y otros estadios, conversó Niño de Elche en el ciclo #LdeLírica, de Ámbito Cultural, en la sala Callao de El Corte Inglés de Madrid.

El primer comentario-pregunta de Gonzalo Escarpa, poeta y coordinador del ciclo, sirvió para que Niño de Elche mostrara su mundo interdisciplinar: “Usted ha hecho con el flamenco lo que muchos deseamos que alguien haga con la poesía: dinamitarla desde dentro; desde el respeto absoluto del conocimiento teórico y poético, para traerla al día actual. Fernández Mallo dice que todas las artes han atravesado las modernidades menos la poesía”.

A partir de ahí nace este Diccionario del Niño de Elche:

Arte /Relación con
Mi forma de relacionarme con las expresiones artísticas y con la vida, que es lo mismo con diferentes mecanismos, ha sido muy anárquica, muy irregular, nada repensado, aunque parezca todo lo contrario.

JSFH4CxKVdw

 

Arte / Mentira
Entiendo el arte como un espacio posibilitador: te da la posibilidad de mentir, y la mentira siempre la entiendo como algo posibilitador. El arte de la mentira es algo que me interesa cada vez más, con sus diferentes lecturas. Una cosa es ser mentira y otra ser mentiroso. En el flamenco somos mentira, pero no mentirosos.

 

Contradicción
Yo me contradigo todo el tiempo, me llevo bien con eso. Tiene que ver con la experimentación. Vengo de colaborar con gente que alaba eso. Pero no se entiende mucho en el mundo del arte, porque hemos sido educados por personas coherentes. El artista coherente se valora mucho, pero cada vez creo que estoy en otra posición.

 

Escritura
La escritura me cambia porque me permite ahondar en territorios que la música no me permite. Por eso me cuesta más escribir. El respeto y el cuidado que el tengo a la escritura es mayor por el mecanismo que empleo de lo autobiográfico, que me lleva al abismo. Me importa el proceso más que el resultado.

 

Escuchar
Morton Feldman decía que escuchar es poner en suspensión tus convicciones. Es un ejercicio duro que deberíamos hacer.

 

Espiritualidad
Estoy escribiendo sobre el silencio. Estamos atravesados por la religión. Leo mucha teología, muchos textos que tienen que ver con la meditación, con la contemplación. Es un territorio que tiene que ver con algo muy personal.

 

Experiencia
Para mí es muy importante esto del hacer, de la experimentación. Olvidamos que la palabra experimentación viene de la palabra experiencia. En la música se entiende, en algunos foros, lo experimental como un adjetivo de valor. Las últimas artes que se están haciendo desde lo experimental no me interesan porque se basan mucho en la estética, en una convención muy concreta y no tanto en la experiencia que tiene que ver con el cambio, con la superación de prejuicios, con todo eso que para mí es el arte.

1678808127_Ambitocultural-2023-ldelirica-marzo14-ninodeelche-foto-charla.jpg

 

Flamenco
El flamenco es un campo de sentido. No tiene que ver tanto con una disciplina o arte concreto, sino con campos de sentidos y formas muy paradójicas, muy bastardas de abordar temas y prácticas variadas en lo político, en lo estético, que nos siguen quebrando la cabeza.

La gente cree que el flamenco es muy conservador, pero una de las paradojas es que todo el mundo se puede cortar un traje a su medida con el flamenco. Por eso hay tantas cosas tan increíbles y fascinantes.

El flamenco no tiene una tradición concreta, no tiene un origen, no tiene ningún objetivo concreto. Las personas que nos hemos criado en ese contexto lo utilizamos de una forma muy traicionera.

 

Miedo
Antonio Escohotado decía: La libertad es el antídoto para superar el miedo. He reflexionado y el prejuicio es el miedo a las cosas. Mi práctica artística siempre ha sido eso: no tener prejuicios, colaborar con mucha gente diferente, con gente con quien, a priori, no teníamos conexión. La superación del prejuicio me ha ayudado no solo a tener conocimientos nuevos y experiencias nuevas. Todos tenemos prejuicios, la cuestión no es no tener prejuicios, la cuestión es no querer superarlos. Ese es uno de los grandes aprendizajes que he conseguido mediante el arte. Aunque yo me siento más
libre en el escenario que fuera de él.

 

Música
Es un arte total: poesía, sonido, la parte sensitiva va más allá, lo escénico, lo visual. El disco es una experiencia, el espectáculo es otra. Siempre me baso en qué quiero decir, qué me interesa. Aprendí de amigos intelectuales a tener un proyecto, una tesis, y trabajar en ella, pero no para demostrarla sino para todo lo contrario. Para un trabajo, investigas y, cuando lo pones en práctica, aquello ya puede volar. Tiene que ver conmigo, no tanto con mi biografía, pero sí con mi interés. Me gusta la música antigua y la contemporánea.

 

Traición
Hay un modus operandi que dice: tradición, traducción. Muchos dicen que la tradición es una traducción, pero yo digo: Se os olvida la traición, es mucho más importante la traición que la traducción. La traducción, al fin y al cabo, es un resultado de ese impulso que es la traición. Cuando hablamos de traición es traicionar al otro porque la cultura en la que tú estás sumergido exactamente no es la misma en la que está el otro sumergido. Entonces traicionas al otro, a sus anhelos, sus expectativas. Es una forma de entender la tradición como algo móvil.

PODCASTS
Historia con Nacho Ares: 110 años de Nefertiti
AGENDA
ZARAGOZA/ Exposición ´Fotografía de lo invisible´
MÁLAGA/ Encuentros con la Ciencia
SANTIAGO DE COMPOSTELA/ Debate literario sobre la novela ´Empezamos por el final´
SANTANDER/ Club de Lectura sobre Carla Montero
Buenas películas que desmitifican la Navidad, la Nochevieja y los Reyes Magos
La mejor música y discos de los artistas invitados en Ámbito Cultural en 2023