Marta Sanz: “Hay que sacar a la cultura de su poder edificante y devolverle su poder transformador”

DICCIONARIO DE... Una de las escritoras españolas más relevantes que acaba de publicar su poemario 'Corpórea. Poesía 2010 - 2022'. De su participación en nuestro ciclo LdeLírica surgen conceptos como Artista, Escribir, Cultura, Ideología, Versatilidad...
La escritora española Marta Sanz, en el ciclo #LdeLírica, de Ámbito Cultural, de El Corte Inglés, el 30 de enero de 2023. / Foto de Ámbito Cultural
WINSTON MANRIQUE SABOGAL  03/02/2023

“Hay que sacar a la cultura de su poder edificante y devolverle su poder transformador, y darle protagonismo a quien lee”, reclama Marta Sanz (Madrid, 1967). Una frase que
condensa su compromiso con la realidad como ciudadana y escritora, y su idea del papel de la creación artística más allá del mero ornamento.

Marta Sanz, una de las voces literarias más relevantes de España desde la narrativa, el ensayo, la poesía y textos híbridos, llegó a pensar en dejar la escritura hace más de una
década cuando algunos editores le dijeron que sus libros no interesaban. Pensó, entonces, que si lo que quería contar no lo podía hacer como quería, lo mejor era dejarlo. Persistió. Es autora de novelas como Los mejores tiempos, La lección de anatomía, Daniela Ástor y la caja negra, Farándula, Clavícula… Como poeta su obra se reúne en Corpórea. Poesía 2010-2022 (La Bella Varsovia).

Sanz, una niña “endemoniada”, como la definió un amigo de su padre al ver su hiperactividad, fue la invitada el 30 de enero de 2023 a #LdeLírica, un ciclo presentado por el poeta Gonzalo Escarpa, que se desarrolla en Ámbito Cultural de El Corte Inglés, en su sala de Callao (Madrid).

De ese encuentro surge este Diccionario Marta Sanz:

Artista

Ser artista es, en cierta medida, ser un agresor frente a los discursos establecidos. Frente a esa máxima de que no importa lo que las palabras signifiquen, sino que lo que importa es saber quién manda. La literatura agrede esos significados impuestos por el poder de las palabras.

 

Casandra

Como escritora he tenido el problema de ver las cosas con demasiada anticipación, y no ver las cosas cuando ya han cuajado en la realidad y pueden ser más vendibles.

uadpLGiuDKQ

 

Compromiso / Responsabilidad

Copio a Rafael Chirbes: soy una escritora comprometida en la medida en que me interesa la realidad. Pero soy muy consciente de que los discursos literarios, también, forman parte de la realidad, y de que mi trabajo consiste en buscar las mejores palabras para expresar las emociones y conmociones que quiero compartir.

 

Cultura

Hay un valor ornamental de la cultura que hace de ti, supuestamente, quien tú eres, y te coloca dentro de un grupo en el que a ti te puede interesar más o menos estar. A parte de eso, la cultura, también, puede inquietar y puede incomodar. Y, sobre todo, en los tiempos que vivimos, hay que, un poco, deconstruir esa idea de que la cultura es
edificante. Que la cultura nos sirva para ensanchar nuestra visión del mundo, que la cultura nos sirva para aprender o desaprender cosas, para sacarnos de nuestras casillas,
para poner en tela de juicio todos nuestros prejuicios, para perturbarnos, eso no significa que toda la cultura haya de ser aleccionadora. Hay que sacar a la cultura de su poder edificante y devolverle su poder transformador, y darle protagonismo a quien lee. Pero esa cultura moralizante, edificante, eso no vale para nada.

 

Escribir

Cuando escribo, a veces, siento mucha felicidad, a veces mucha alegría, y, a veces, recupero esa niña endemoniada que hay en mí. Pero mentiría si no dijera que, a veces,
también siento miedo. Porque escribir es, también, tener conciencia del otro y de la otra. Cuando escribo no estoy pensando en un tipo de receptor particular, pero sí tengo
conciencia de que hay alguien al otro lado que, al final, es quien da sentido a todo el proceso de comunicación de la literatura.

 

Feminista

Soy una mujer feminista, no me importan esas etiquetas. Hay veces que nos colocan esa etiqueta de puritanismo que nos hace daño porque las feministas siempre hemos estado en las antípodas de lo puritano.

 

Fondo y forma

El fondo y la forma no se pueden separar. Yo desde mi oficio de escritora violento la lengua, y saco la lengua dentro del espacio de lo previsible, para que quien me lea se haga preguntas de por qué está el libro así escrito.

 

Géneros literarios

Cada impulso creativo, cada intento de comunicación por formar parte de cada persona que se dedica al oficio de escribir, ha de cuajar en un lenguaje diferente. Hay impulsos
que tienen que cuajar a la fuerza en un poema, otros en un relato, otros en un libro inexplicable que no sabes en qué género ubicar.

Las escritoras y escritores que me interesan son los que tienen la intrepidez de intentar buscar un lenguaje específico para cada historia, salirse del carrilito, practicar ese riesgo que tú, muchas veces, le pides a las personas que leen.

1675441814_AmbitoCultural-2023-ldelirica-febrero3-marta-sanz-editada.jpg

Marta Sanz, en Ámbito Cultural, de El Corte Inglés. /Foto de Ámbito Cultural

 

Ideología

La palabra ideología está muy demonizada. Cuando hablamos de ideología tenemos una visión muy restringida de lo ideológico circunscribiéndolo a una manera torticera de
hacer política y adoctrinar. La ideología es un sistema cosmovisionario, una serie de discursos sobre la realidad que están espacio-temporalmente condicionados, que tienen
que ver con la contemporaneidad, un sistema que lo empapa todo. Tú no te puedes inhibir de la ideología del mundo en el que estás viviendo.

No pasa nada porque la literatura sea ideológica. La literatura es ideológica cuando es manifiestamente política, porque habla sobre el precio de las patatas o porque es experimental. Lo que no podemos obviar es que hablamos desde alguna parte. La pureza no existe. Y el centro no es aséptico.

 

Industria editorial

El oficio de escribir se enmarca dentro de un proyecto que tiene que ver con una industria, con un campo cultural que puede llegar a hacerte mucho daño, y silenciarte. Esos aspectos del negocio del libro, que parecen al margen de lo literario no lo están; condicionan tu manera de vivir, tus posibilidades de vida, y condicionan tu posibilidad de practicar este oficio con dignidad y sin autocensura y haciendo de verdad lo que tú quieres hacer.

 

Leer

Cuando leo siento el mayor de los placeres. Cuando leo me estoy leyendo a mí misma. Leer, de alguna manera, es como un folio que tiene a un lado el texto que estás leyendo y en el otro tu visión del mundo, tu ideología, tus amores, tus preocupaciones. Leer es el proceso en que se solapan las dos partes del folio.

 

Libertad

Nos queda algo de libertad, sobre todo la lucidez para saber que la libertad es el ser consciente de los obstáculos que nos permiten conseguirla.

 

Literatura

La literatura también tiene que utilizar el lenguaje de una manera que puede resultar poco convencional y desquiciante y, con ese extrañamiento del lenguaje, tú lo que intentas es aproximarte a la realidad a través de otras lentes y buscando otras aristas, y contando a través de otras estructuras. Ese plano extrañado del lenguaje los poetas lo
tienen muy asumido y los narradores no.

 

Literatura performativa

El frío fue mi primer libro (1995), una venganza por un imbécil que me dejó. Ratifiqué que la literatura es performativa, aunque no queramos. La literatura empapa a las personas, metabolizamos la palabra literaria y metabolizamos los artefactos culturales. Nadie permanece impasible a esos estímulos.

 

Palabras

Yo empecé en esto de la literatura porque me gustaba cómo sonaban las palabras. Y me gustaba el misterio que estaba detrás de las palabras: la herida o la alegría que puede haber en palabras cuyo significado no terminas de conocer del todo.

 

Poesía

La poesía es un campo donde te estás jugando no el capital monetario, sino el capital simbólico. En esa lucha hay enemistades enconadísimas que me hicieron darme cuenta que, ni siquiera la poesía, conectada con las musas, se salva de la industria.

 

Versatilidad

La escritura que me interesa es aquella cuya mayor característica es la versatilidad. Cada historia se ha de escribir de una manera. Hay una especie de obsesión de marca por encontrar un estilo personal. Hay unos fantasmas que se van a repetir en nuestros libros.

1678745260_AmbitoCultural-2023-ldelirica-febrero3-marta-sanz-corporea-e1675442888543.jpeg
PODCASTS
Historia con Nacho Ares: 110 años de Nefertiti
AGENDA
ZARAGOZA/ Exposición ´Fotografía de lo invisible´
MÁLAGA/ Encuentros con la Ciencia
SANTIAGO DE COMPOSTELA/ Debate literario sobre la novela ´Empezamos por el final´
SANTANDER/ Club de Lectura sobre Carla Montero
Buenas películas que desmitifican la Navidad, la Nochevieja y los Reyes Magos
La mejor música y discos de los artistas invitados en Ámbito Cultural en 2023