Candela Peña: “Los personajes me escogen a mí más que yo a ellos”

MI VIDA EN PELÍCULAS / La actriz española protagoniza su primera miniserie global: 'El caso Asunta' (Netflix). Ganadora de tres premios Goya, evoca sus orígenes como actriz, la manera de elegir sus papeles, sus películas favoritas o por qué el cine la salvó
La actriz española Candela Peña en el ciclo Mi vida en películas, de Ámbito Cultural, de El Corte Inglés, en abril de 2024.
LUIS MANRIQUE RIVAS  26/04/2024

Candela Peña ha conseguido ser la actriz que es por las interpretaciones que le hacía, de niña, al acomodador del cine que quedaba junto a su casa en el pueblo, para que la dejara entrar. Así empezó en ese mundo, viendo películas de los años ochenta, incluso algunas no propias para su edad. Cuatro décadas después, Candela Peña tiene tres premios Goya y acaba de estrenar su primera miniserie a nivel mundial: El caso Asunta (Netflix). Una de las producciones más esperadas de la temporada, que se basa en los hechos reales del asesinato de la niña de 12 años, Asunta Basterra Porto, a manos de sus padres adoptivos, Rosario Porto (Peña) y Alfonso Basterra (Tristán Ulloa).

Candela Peña (Gavá, Barcelona, 1975) rodó su primer largometraje a los 20, Días contados, estrenado hace justo treinta años, en 1994. Hoy lleva casi medio centenar de títulos, entre películas, cortos y televisión.

La actriz del momento, por El caso Asunta, fue la invitada de Ámbito Cultural, de El Corte Inglés, en su ciclo Mi vida en películas, del mes de abril de 2024, en la sala Callao, de Madrid, presentado por Andrea Gutiérrez Bermejo, redactora jefa de la revista Cinemanía y colaboradora de Historia de nuestro cine (RTVE).

Las películas Todo sobre mi madre (1999), Torremolinos (2003), Te doy mis ojos (2003), Princesas (2005), Una pistola en cada mano (2012), Kiki, el amor se hace (2016) o La boda de Rosa (2020) y la serie Hierro (2019-2021) son algunos de los títulos destacados de Candela Peña. De sus anécdotas y reflexiones surgen los siguientes episodios:

 

bMORnMGdC2A

 

Mis orígenes cinéfilos

Yo soy la hija del dueño del bar pegado al cine de mi pueblo, Gavà. En mi casa no había ni tele ni teléfono. Cuando yo molestaba, mi madre me decía: Dile a don Ramón, que era el acomodador del cine, que te deje pasar. Yo soy más actriz por las actuaciones que le he hecho al señor Ramón para que se cansara y me dijera ¡pasa!, que por el cine que he visto ahí, incluso alguno que no correspondía a mis edades.

 

Me gusta toda clase de cine

Me fascina ver Anatomía de una caída, y esto último que ha hecho J Lo (Jennifer López), que no sabemos qué es, si una película, un documental, o un videoclip, sobre ella y Ben Affleck. Aprendo de las dos cosas.

 

Es mi vocación

Nunca he pensado en ganarme el dinero, he pensado en seguir mi vocación.

Yo ya solo es satisfacción. El sufrimiento viene dado de otras cosas. Es lo que más me gusta hacer en mi vida, es mi profesión, realmente lo mío es vocacional. Por eso entiendo, respeto, acompaño, apoyo, a esas nuevas profesionales. Amparo Baró decía una cosa muy preciosa: Mi prima también es muy mona y habla bien. Quiero decir, somos un poco el cementerio de coches de las profesiones. Si tú ahora tienes más de diez millones de seguidores y has triunfado en un podcast o con una serie que hiciste en el 18, pero sigues viviendo de esas rentas, y te dan un papel, cúrratelo tío, tía, tíe, tii. Cúrratelo, porque hay otra gente que con esta edad… Yo no puedo estar en la cresta de la ola porque yo he visto en mí que eso no es así. Porque después de Hierro me han cortado la luz y me ha tenido que hacer un bizum esa chica que está ahí. Yo disfruto mi profesión.

 

1714138217_AmbitoCultural-2024-abril26-cine-mividaenpeliculas-candela-pena.JPG

Candela Peña en la sala madrileña de  Callao, de Ámbito Cultural, de El Corte Inglés.

 

Mi sueño de ser actriz

Mis actuaciones tienen que ver más con mi imaginario. Siempre pienso en la niña sentada en las tres butacas, que las tengo, me las regaló el alcalde de Gavà. Esa niña viendo los trabajos y fantaseando con llegar a ser la actriz que un día luego he sido. Pero esa niña se ha ido haciendo mayor, y mi sueño ha seguido intacto, la actriz que soñé ser; o sea, eso siempre va a estar ahí, queriendo llegar más lejos. Somos lo que somos por el acopio de todo.

 

Casting

A mí las cosas no me vienen fácil, luego me salen. Esta vez me ofrecieron la guardia civil mujer que acompaña a Rosario Porto en todo el proceso de instrucción. Hice la prueba y luego en la segunda prueba pregunté a quién tenían para Rosario Porto, y cuatro veces me dijeron Tú no, tú no, tú no, tú no. ¡Vaya! Con el primer tú no, ya me había enterado. Pregunté por qué no. El productor, que no me conocía, me dijo: Es que tú eres así y así. Yo le contesté: Pero si usted no me conoce. Pedí que me hicieran una prueba. Fue la audición en la que más rápido me han dado el sí.

 

Cómo elijo y trabajo mis personajes

Yo creo que los personajes me escogen a mí más que yo a ellos. Soy una actriz muy integrada al personaje, y Rosario Porto me requirió un grado de concentración mayor. Cinco meses de rodaje en Galicia, y yo estuve viviendo en un hotel. Era entrar en un estado donde ella también se hacía mucho daño con sus pensamientos. Cada producto que hago me gusta llevarlo al máximo de lo que pueda dar.

 

Vis cómica

Carmen Maura me dijo: Eres cómica y tienes buen pelo, no te va a faltar trabajo nunca. Eso me dejó acojonada. Y, también, me dijo: De las malas películas no se acuerda nadie.

 

Mirarnos en las actrices con experiencia

Las mujeres tenemos que mirarnos en la gente con experiencia, vosotros, los chicos, ya lo tenéis todo conseguido; pero nosotras tenemos que pensar que siempre ha habido unas antes que han comida más caca para que nosotras vayamos un poquito más lejos. Para mí Carmen (Maura) es alguien donde mirarme, la admiro profundamente.

 

ve9EAJ41zhU

 

Mis favoritos

A Angie Dickinson la admiro. Pertenecía a un grupo de actores que la protegían, era como la guapa que ellos decían: A esta, ni tocarla. El cine y lo que lo envuelve me ha ayudado a fantasear.

Mi fantasía de vida es ser Gena Rowlands y encontrar a Cassavetes. Fantaseo con gente brillante. A Cassavetes le admiro infinito porque establece una nueva manera, como Marlon Brando, de hacer en un momento concreto. Gente que va cerrando épocas.

 

¿Yo directora?

Escribí una serie, pero soy mala directora, no soy paciente. Mejor que no me salga y no la dirija porque soy de las que gritan.

Somos herramientas para contar la idea de otros. Hasta que haga Puerto y camino, que no la haré, porque no le interesará a nadie. Las mujeres, a partir de una edad, interesamos poco en el tema de las ficciones.

 

Directoras y cuotas

Hay muchas directoras nuevas, porque te dan puntos y pasta si lo dirige una mujer; es un sistema de cuotas que ha sido necesario para que nosotras metamos la cabeza. Pero no siempre es justo y no todas las mujeres tenemos talento, aunque mañana me apedreen; igual que no todos los directores hombres tienen talento.

 

El arte transforma

Yo no hago esto solo para comer, creo profundamente en el poder transformadore del arte y en el poder sanador, porque soy yo una resiliente de eso. El cine me salvó.

 

PODCASTS
Historia con Nacho Ares: 110 años de Nefertiti
AGENDA
ZARAGOZA / GP Ediciones cumple 15 años
PAMPLONA / Exposición dibujo ´Animal Psyque´
CORUÑA / ´La magia de los libros´
BADAJOZ / Ciclo ´En el corazón del Arte´
VALENCIA / Encuentro con escritores: ¨La novela histórica´
MADRID / ´Así Nacen las Canciones´, con Ismael Serano
La mejor música y discos de los artistas invitados en Ámbito Cultural en 2023
TE PUEDE INTERESAR