El milagro de la luz de Sorolla se puede vivir en sus cuadros y en realidad virtual en Valencia

La obra del gran artista español se despliega en dos exposiciones que conmemoran el centenario de su fallecimiento, en 1923. La de fundación Bancaja consta de tres secciones: obra original, muestra sensorial y mundo inmersivo. La de Casa Benlliure hace un periplo por la Valencia como la pintó Sorolla
Dos mujeres ante el lienzo 'Después del baño' o 'La bata rosa' (1916) de la exposición 'Sorolla a través de la luz', en Fundación Bancaja, de Valencia. /Imagen tomada de la web de Fundación Bancaja. 
ÁMBITO CULTURAL  14/11/2023

La luz que embellece los jardines, la luz que centellea colores en el mar, la luz que baila entre las hojas de los árboles, la luz que crea sombras fantasmales en las paredes y suelos, el rumor del oleaje, los cantos de las hortelanas, los niños que corren por la playa, el sonido del viento, el silencio que rodea al caballete rodeado de muebles en el estudio, la luz que pinta todo lo que toca…

Ese es el universo de Joaquín Sorolla (Valencia, 27 de febrero de 1863-Cercedilla, 10 de agosto de 1923) que pueden vivir quienes asisten a la exposición Sorolla a través de la luz, en Valencia. Es una exhibición que consta de tres partes: obra original, muestra sensorial y mundo inmersivo. Se puede disfrutar en Fundación Bancaja, hasta el 18 de
febrero. Es uno de los homenajes por el centenario de la muerte del artista, organizado en coproducción con Light Art Exhibitions, el Museo Sorolla y la Fundación Museo Sorolla, y con la colaboración de la Generalitat Valenciana.

“El hilo conductor de esta exposición es la luz. La luz de Sorolla que él plasma como ningún otro pintor. La luz natural, la luz de sus playas, la luz de los jardines”, explicó Blanca Pons-Sorolla, comisaria de la muestra.

El viaje empieza por la exhibición de 45 cuadros originales de diferentes formatos, continúa por la sala sensorial y termina con la realidad virtual. “Todo empieza con las obras de jardines, a continuación, se acede a la parte de mar, la más conocida y reconocida del artista, y, seguramente, sus primeros inicios para plasmar la luz que había tenido en sus ojos desde que nació”, cuenta la comisaria Consuelo Luca de Tena.

1700815571_1699970684_Ambitocultural-Sorolla-ninobarco-.jpg

\'El balandrito\', de Sorolla en primer plano en la exposición \'Sorolla a través de la luz\', en Valencia. /Foto de la web de Fundación Bancaja 

1700815599_1699970703_Ambitocultural-Sorolla-inmersion2.jpg

Panorámica de la sala sensorial de la exposición \'Sorolla a través de la luz\'. /Foto de la web de Fundación Bancaja 

 

De lo sensorial a lo virtual

Tras este primer paseo se accede al espacio sensorial: “en el que con una serie de fotografías de altísima resolución se van componiendo escenarios, a veces mezclando unos cuadros con otros, en movimiento, donde la luz es muy muy protagonista”, señala Luca de Tena. Allí, esas imágenes cobran vida. Se ve a los niños correr por la playa, a una mujer saludar, se escucha el oleaje. Este segundo mundo se desarrolla en 215 metros cuadrados de multipantallas LED, en las que hay 32 millones de píxeles.

Finalmente, viene la experiencia de realidad virtual: “Un pequeño juego con materiales de Sorolla de su casa, los escenarios donde pintó, y el espectador entra en ese espacio, en esa dimensión”.

Blanca Pons-Sorolla ha dicho que han pretendido recuperar las emociones que tenía Sorolla mientras pintaba una obra, desde el ruido del mar hasta los cantos de las hortelanas al fondo. “Todo aquello que amaba es lo que hemos querido que la gente aprenda a disfrutar”, dice la comisaria.

Sorolla a través de la luz está en Valencia tras su paso por el Palacio Real de Madrid, donde la vieron más de 180.000 personas. La de Valencia es una selección ampliada de obras originales, que reúne 45 lienzos datados entre 1890 y 1920 y procedentes del Museo Sorolla, la Fundación Museo Sorolla, la Hispanic Society of America, la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, la Colección de Arte ABANCA y la Colección Esther Koplowitz, así como de una veintena de colecciones particulares y de la propia Fundación Bancaja.
 

1700815651_1699970729_Ambitocultural-Sorolla-realidad.virtual.jpg

Espacio de realidad virtual en la exposición \'Sorolla a través de la luz\'. /Foto de la web de Fundación Bancaja 

 

El conjunto de obras incluye piezas que se presentan por primera vez en esta exposición son muy poco conocidas por el público, así como algunas de las obras maestras del pintor como ¡Triste herencia!, Después del baño. La bata rosa La vuelta de la pesca.

El hilo narrativo de la luz muestra la luz de Valencia y Jávea, sobre todo; pero, también, “de las costas de Asturias, Biarritz, San Sebastián, Mallorca e Ibiza; los paisajes y jardines con creaciones inspiradas en espacios del Alcázar de Sevilla, la Alhambra de Granada, La Granja y en el jardín de su propia casa en Madrid; y los retratos al aire libre, género que refleja su uso magistral de la luminosidad y el color”, señala Fundación Bancaja.

Sorolla a través de la luz se puede visitar del 5 de octubre al 18 de febrero de 2024 en la sede de la Fundación Bancaja en Valencia (Plaza Tetuán, 23). Las entradas pueden adquirirse en entradas.com, en El Corte Inglés y en la taquilla.

1700815705_1699970963_Ambitocultural-Sorolla-lavalenciadesorolla.jpg

Obra de la exposición \'La València de Joaquín Sorolla\', en Casa Museo Benlliure, en Valencia. /Foto de la web  de Casa  Museo Benlliure

 

Sorolla más evocador

Este universo de Sorolla a través de la luz se complementa con la exposición La València de Joaquín Sorolla, en la sala de exposiciones temporales de la Casa Museo Benlliure, que fuera la vivienda de José Benlliure, amigo y colega de Sorolla. La muestra, hasta el 3 de febrero, es comisariada por María Isabel Justo Fernández y organizada en colaboración con el Museo Sorolla de Madrid.

Se trata de medio centenar de obras, entre cuadros, notas de color y dibujos, que permiten hacer un recorrido por los espacios más emblemáticos y característicos de la Valencia en torno a 1900. “Rincones, arquitecturas y paisajes de una ciudad en plena transformación hacia la modernidad, algunos de ellos hoy desaparecidos, que fueron escrutados por la atenta mirada del pintor de la luz y perpetuados para la posteridad a través de sus lápices y pinceles”, señala la Casa Museo Benlliure.

Allí están la Lonja de València, la torre del Micalet, el Pouet de Sant Vicent o el puente del Real, acompañan a numerosas imágenes del puerto de València, la Albufera y los jardines de la Malvarrosa o el Cabañal. Un periplo por la Valencia de 1900.

PODCASTS
Historia con Nacho Ares: 110 años de Nefertiti
AGENDA
ZARAGOZA/ Exposición ´Fotografía de lo invisible´
MÁLAGA/ Encuentros con la Ciencia
SANTIAGO DE COMPOSTELA/ Debate literario sobre la novela ´Empezamos por el final´
SANTANDER/ Club de Lectura sobre Carla Montero
Buenas películas que desmitifican la Navidad, la Nochevieja y los Reyes Magos
La mejor música y discos de los artistas invitados en Ámbito Cultural en 2023