Martirio y Loreto Sesma lamentan la falta de verdad y autenticidad artística del mundo digital

Con estas dos artistas transgresoras y de diferentes generaciones, Ámbito Cultural abrió la serie de encuentros con los que celebra sus 25 años. La cantante y la poeta conversaron sobre cómo ha evolucionado la cultura
De izquierda a derecha: Loreto Sesma, Fernando Neira y Martirio durante la conversación ¿Cómo ha evolucionado la cultura?
Diana M. Horta  07/10/2022

La verdad y lo auténtico de un creador son dos de los conceptos damnificados en el mundo híbrido, analógico, digital e interactivo. Es una de las conclusiones de la cantante Martirio y la poeta Loreto Sesma en el diálogo ¿Cómo ha evolucionado la cultura?, que abrió la celebración de los 25 años de Ámbito Cultural de El Corte Inglés, el martes 5 de octubre, en la sala Callao, Madrid.

Dos artistas de generaciones distintas, pero que siempre han creado con la vista más puesta en el futuro que en el presente. Eso les ha permitido ser pioneras y rompedoras en sus respectivas artes. Martirio (Huelva, 1954), con la fusión de géneros y estilos musicales y presencia escénica, se adelantó a su tiempo, cuatro décadas después sigue en la exploración artística. Loreto Sesma (Zaragoza, 1996) avistó en internet y las redes sociales un escenario para difundir la poesía y ponerla en el primer plano de la juventud.

El propio relato que compartieron ellas de su trayectoria es la mejor ventana para ver esos cambios de la cultura planteados en la conversación por Gonzalo Escarpa, poeta y coordinador de nuestro ciclo #LdeLírica, y Fernando Neira, crítico musical y coordinador de nuestro ciclo Así nacen las canciones.

Vanguardia e internet en las artes

 

aG0-xkNN85U

 

Loreto Sesma nació un año antes que Ámbito Cultural, y su cuna literaria fue YouTube, con 16 años: “Las redes son tu portafolio, tu carta de presentación al mundo. Hace unos años publiqué libros, vendí muchos, tuve suerte, gané el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Melilla. Pero me encontré con que, a pesar de tener todo eso, recorrer España con recitales y currármelo, me juzgan por la fotografía. Un día dije: ‘¡Estoy harta, harta de recibir mensajes de este tipo! Y borré todo mi contenido de Instagram”.

La poeta reseteó su vida pública, o la imagen que quiere dar de ella. Decidió que iba a empezar a hablar sobre cosas que le preocupan como feminismo, lo que sucede en Irán, la eutanasia, las presiones a que someten a las mujeres. “Ha pasado que la mayoría de la gente me ha criticado, pero estoy más satisfecha conmigo misma. Y eso también tiene que ser una red social”, afirma.

Martirio empezó en otro mundo, el de los años setenta con el grupo Jarcha, con canciones importantes de la Transición española, luego en 1984 se unió a Veneno, liderado por Kiko Veneno, y en 1986 se lanzó en solitario como Martirio, con 32 años, ya con sus gafas oscuras que se convirtieron en su carnet de identidad. “La vida había venido a mí. No era tanto la “chavalita”, como se refirieron a Loreto. Lo que sí tuve fue bastante incomprensión porque se me ocurrió tocar el punto de la copla que era bastante intocable en ese momento. Me gustaba, y pensé que por qué no podía unir a Lou Reed con Concha Piquer. Juntar la tradición y la vanguardia. Era una época de mucho color. Como mujer no he tenido ningún acoso”.

Ventajas y desventajas de las redes

Esa incomprensión inicial que vivió Martirio también la ha tenido la poeta zaragozana. Se discute, por ejemplo, si el torrente de poesía en las redes es poesía: “Cada generación discute con la anterior, y viceversa”, aclara Loreto Sesma. “A nosotros”, añade, “no nos han dado el beneficio del tiempo. Creo que he formado parte de algo. En el momento en que un género que ha estado relegado, en un nicho, de repente está en la lista de los libros más vendidos, llenas discotecas con recitales poéticos, vendes 20.000 libros en 24 horas, es porque claramente hay un fenómeno. Antes había un señoro en una editorial y decidía quién publicaba, como ocurría con la música. Ahora hay redes e internet y tú puedes subir tu libro o maqueta sin pedirle permiso a nadie. La parte buena es que se democratiza el proceso, se da acceso a gente que no podía mostrar su talento. La parte mala es que no todo va a ser bueno, pero el lector tiene que construir su propio criterio”.

Martirio mira este mundo digital vertiginoso con escepticismo: “El talento se mide en sorpresa. Veo que hay un germen maravilloso de creadores jóvenes. Otra cosa es lo que se publicite. Es un tiempo muy difícil para fiarte de lo que ves y de lo que lees. Es difícil que tengas el tiempo suficiente para reflexionar. Todo está muy dirigido. Y cada vez más con un sentimiento de aborregar a la gente para que no tenga tiempo de pensar y diga ‘tengo un montón de cosas que hacer’, pero, en el fondo, no tienes tiempo ni para disfrutar de esas cosas ni para reflexionar sobre ellas”.

Loreto Sesma no solo comparte este análisis de Martirio, sino que va más allá con conocimiento desde dentro: “Mi generación empieza a ser una generación con muy poco criterio. Nos informamos menos, formamos menos nuestras propias ideologías y nos adaptamos a lo ya creado. Hay una nueva censura, sobre todo con las redes sociales, y debes pensar de una u otra manera, según se dice en Twitter. Por lo tanto, hemos perdido nuestra voz propia y nuestras ideas”.

La verdad y el valor único

Martirio cree que “antes el proceso de vida y las cosas eran más de verdad. Ahora mismo los algoritmos de las redes son capaces de fabricar un cantante o algo literario solo porque tiene 150.000 seguidores. Si pones una pamplina hay 150.000 personas, eso me alucina, ya no digo si sacas un culo. Eso me aterroriza. ¿Dónde está el juicio en una máquina? Tanta gente sacando la vida y, de pronto, una máquina decide. Son artistas kleenex. Por otro lado, es una oportunidad maravillosa de tener una ventana al mundo. No hay que perderse lo esencial y aprovechar el material de la vida”.

Sobre este nuevo mundo imparable, a Loreto Sesma le preocupa que “se ha perdido el valor único de las cosas. Antes hacías una fotografía y era única. Ahora coges el móvil y tienes cien mil. ¿Cuál es el valor de ese recuerdo? Filmamos momentos para que otros los vean y olvidamos disfrutarlo nosotros”.

La poeta zaragozana deja algo claro: “Las redes no son un reflejo de tu obra, pero refleja lo que tú eres, debe reflejar tu honestidad”. Sesma asegura que “ya no es el dinero lo que mueve el mundo, ahora es la atención lo que mueve el mundo. Es conseguir ese segundo de atención dentro de una oferta multitudinaria para que durante un segundo te fijes en mi perfil”.

¿Para qué sirve la cultura?

Entonces cuando entra en juego el papel de la cultura como creación y como consumo. “La cultura es crucial”, reconoce Loreto Sesma, “hay que saber de dónde vienes para saber por dónde va a tirar la Historia, y tú tienes que tener un papel activo ahí. Tampoco creo que seamos peones. La cultura es cura porque es la que nos ha dicho qué es lo que nos ha hecho sufrir, bailar, avanzar…”.

Para Martirio “la cultura es una tabla de salvación, un ámbito donde te quitas la depresión, te quita el que estés solo. La cultura es necesaria para enfocar cualquier ángulo de la vida. Es fundamental para tratar al otro, para tener solidaridad con otros pueblos. La cultura, sobre todo, te llena el alma. La cultura es el pan para el alma total”.

Puedes consultar AQUÍ toda la programación de la celebración de los 25 años de Ámbito Cultural.

PODCASTS
Podcast: Marlango y su cara A y su cara B en los éxitos musicales
IMPRESCINDIBLES
Castilla-La Mancha: cruce de caminos que van del Quijote y El Greco a Antonio López y Almodóvar
LA VUELTA A ESPAÑA EN MIL CULTURAS 14/ Las escritoras Alicia Giménez Bartlett, Ángela Vallvey y Amelia Castilla recorren su comunidad más allá de la huella cervantina para hablar de castillos, museos y gastronomía
Cantabria: un viaje a los albores del arte y a su presente
LA VUELTA A ESPAÑA EN MIL CULTURAS 12 / Los escritores Álvaro Pombo, Lorenzo Oliván y Juan Gómez Bárcena invitan a un periplo por los lugares más emblemáticos de su comunidad: de las cuevas del paleolítico con pinturas al Centro Botín con el arte más contemporáneo, pasando por la poesía de José Hierro
Canarias: raíces de la multiculturalidad y la globalización de la historia y las artes
LA VUELTA A ESPAÑA EN MIL CULTURAS 11 / Los escritores Alexis Ravelo y Juan Cruz Ruiz y la editora y promotora cultural Elsa López son los guías de un periplo por su comunidad que incluye desde la Cueva pintada de Gáldar hasta los festivales de escritores
Andalucía: más allá del imaginario universal sin olvidar a Velázquez, Picasso, Lorca, Alhambra…
LA VUELTA A ESPAÑA EN MIL CULTURAS 8 / Las poetas Aurora Luque, Raquel Lanseros y Rosa Berbel y el novelista Miguel Ángel Oeste sirven de guías culturales por su comunidad a través de espacios y obras menos conocidas
Cataluña: el diálogo de la Historia con el modernismo y el presente
LA VUELTA A ESPAÑA EN MIL CULTURAS 6 / Los escritores Rafael Argullol, Clara Usón, Rosa Ribas y Gabi Martínez son los guías catalanes para recorrer su comunidad: de las calles con la arquitectura de Gaudí a museos casi secretos como el Frederic Màres, pasando por el CCCB y el Macba, hasta el Poblet con su Monasterio de Santa María
Aragón: tras los ecos de Goya, Buñuel y Los amantes de Teruel a ritmo de jotas y rock
LA VUELTA A ESPAÑA EN MIL CULTURAS 1 / Empezamos nuestra propuesta de verano con esta serie en la cual recorreremos las diferentes comunidades del país a través de su arte. Escritores de la región dan el pie con sus recomendaciones, hoy: Soledad Puértolas, Manuel Vilas e Irene Vallejo