Carmen Machi: “A mí dame un drama lento. Ahí soy la persona más feliz del mundo”

La actriz española, una de las más versátiles, comparte su vida en el cine en nuestro ciclo Mi vida en películas. Habla de sus orígenes en el teatro que nunca deja de hacer y de su modo de afrontar un personaje.
La actriz española Carmen Machi.
LUIS MANRIQUE RIVAS  24/10/2023

Si a Carmen Machi (Madrid, 1963), una de las actrices de teatro, cine y televisión más versátiles y destacadas del sigo XXI de España, en una tarde libre la ponen a elegir entre ir al cine, al teatro, a un partido del Real Madrid o a ver a Rafa Nadal, se queda con Nadal. “Lo que me provoca Rafa Nadal no me lo provoca ningún arte”, confesó la actriz sobre el juego del tenista español.

Así es esta mujer que empezó en el teatro a los 17 años, haciendo obras clásicas y dramas, a quien encontró la televisión a los treinta y pico, donde se hizo muy popular por las comedias Siete vidas y Aída, que fue alabada por obras como La tortuga de Darwin, ¿Quién teme a Virginia Woolf? y Juicio a una zorra, de Miguel del Arco, y triunfó con películas como Los abrazos rotos y Ocho apellidos vascos (Goya Mejor interpretación femenina de reparto), a las que han seguido unas cuantas, tanto en las salas de cine y en las plataformas audiovisuales, como la reciente La voz del sol.

Carmen Machi, quien a pesar del éxito en el mundo audiovisual, no deja el teatro, fue la invitada al ciclo de podcast Mi vida en películas, de Ámbito Cultural, de El Corte Inglés, presentado por Santiago Alverú, actor y periodista de la revista Cinemanía, Un encuentro en el que la actriz compartió temas como su método de trabajo y las diferencias entre teatro, televisión y cine, que se pueden ver en el siguiente vídeo y que recogemos en estos episodios:

sp-a_W5Q31Q

 

Primero fue el teatro
Lo primero que hice fue teatro, desde que tengo 17 años, y lo he hecho toda mi vida. Tuve la suerte de entrar en una compañía muy potente desde joven. El teatro es lo que hizo que un director de cásting, Luis San Narciso, viéndome actuar, me llevara a Siete vidas. Fue primero en Policías, y eso me llevó a hacer un capítulo en Siete vidas de manera episódica. Seguí haciendo teatro, algo de cine, como Hable con ella, de Pedro Almodóvar. Siempre he hecho teatro y televisión o cine simultáneamente, salvo momentos puntuales por horarios.

En teatro he hecho poca comedia. He hecho Shakespeare, Valle-Inclán, Chéjov… que es lo que siempre me ha motivado. Es un teatro muy poco comercial. Lo que pasa es que la televisión es el fenómeno que provoca la popularidad. Lo último que yo esperaba hacer en mi vida era algo audiovisual.

El teatro es una experiencia diferente
La gente que va al teatro también va al cine. Lo que pasa es que el teatro es una experiencia diferente. Cuando ha habido crisis gordas, los teatros han estado llenos. Incluso en pandemia. El teatro tiene que ver con una cura espiritual, con una ceremonia: te encierran en una sala con personas de carne y hueso como tú, a contarte una historia, a ti, como espectador. En el teatro hay una forma de ser. La función se hace entre todos: entre el público que va y los demás. Sin ellos es otra la función.

La película que me influyó
Reducir a una película como la más influyente en mi desarrollo me parece imposible. Mi favorita no es la que a mí me hizo dedicarme a esto, sino con la que he entendido esto. Opening Night, de John Cassavetes.

Me gusta porque, además de Gena Rowlands, una actriz descomunal y pareja sentimental de Cassavetes, ocurre que en la película la actriz hace tres emociones a la vez, en un momento. Eso era lo que me fascinaba. Ahí es una actriz que está borracha, e interpreta el papel de una actriz normal, pero debe interpretar a una actriz en un estado de embriaguez muy heavy, y tiene que entrar al escenario e interpretar a un personaje que no tiene que estar pedo. Es el sumun de la interpretación para mí.

Por qué dejé Aída
Dejé de hacer Aída (la serie de televisión que la hizo muy popular, de 2005 a 2014) porque por mi manera de trabajar, mi trayectoria y como soy yo no le podía entregar mi vida a un personaje solo. Me aburro. Los personajes son energía, son como somos nosotros. Lo que me estimula es hacer energías diferentes. Llevaba diez años haciendo ese personaje entre Siete vidas y Aída. De hecho, yo en el teatro no hago más de un año la misma función, aunque luego la repita con el tiempo. Necesito cambiar y renovar.

Prefiero a Rafa Nadal
En una tarde que no estoy con función, entre ir al cine, al teatro, a un partido del Madrid o ver a Rafa Nadal, prefiero a Rafa Nadal. Lo que me provoca Rafa Nadal no me lo provoca ningún arte. Las sensaciones que me provoca, pues ni Laurence Olivier, que es un actor que me fascina, lo tengo que reconocer.

1698096109_AmbitoCultural-Carmen-Machi-mividaenpeliculas.JPG

La actriz Carmen Machi en el ciclo Mi vida en películas, de Ámbito Cultural., en octubre de 2023

 

La voz del sol
En cada proyecto que elijo hay una razón para aceptarlo que me moviliza. En La voz del sol (Carol Polakoff) tiene que ver con algo emotivo: la directora es una señora neoyorquina, amiga del autor de la novela homónima, Alan Jolis, a quien antes de morir le prometió que la adaptaría al cine. Es una oda de amor a España. La novela me gustó, la película es bonita, la adaptación del guion muy bien y estoy al lado a Karra Elejalde, que es amigo, actor al que admiro y persona que siempre es bueno tener al lado en tu vida. El de fotografía es José Luis Alcaine, dios en la fotografía, ha trabajado con Almodóvar, y es la ópera prima de una mujer increíble. (Machi interpreta a una mujer que tuvo que huir, con su marido, de España, durante la dictadura de Franco, y trabaja en el servicio del embajador de Estados Unidos en Francia. Ella cría al hijo del embajador y un día viaja a España con el niño donde se reencuentra con todo su pasado).

¿Comedia?
No soy gran espectadora de comedias. Me aburro mucho. No me hacen gracia. He hecho pocas comedias. Soy muy exigente como actriz y espectadora. La comedia obvia no me gusta, pero entiendo cuando la disfruta la gente. Me gusta la comedia hecha desde la absoluta verdad. A mí dame un drama y dame un drama lento, un dramón. Ahí soy la persona más feliz del mundo. La comedia y el drama no se diferencian tanto, la línea no es tan gruesa.

Consejo a cómo preparar un personaje
Un papel lo empiezo por leer el guion. Cuando un guion está bien escrito fluye, lo entiendes todo. Y, hablando de energías, dices: “¡Ah! Esto es esa persona, o ese que vi en la calle”. Tanto en teatro como en cine, los procesos son distintos: en teatro lo que hay que saberse es muy bien el texto de manera neutra, memorizar, saberlo todo. Llegar el primer día al ensayo, y el director o directora que diga: “Quiero esto y esto”. A partir de ahí, empiezas a matizarlo.

Cuando es audiovisual es distinto. El proceso y encuentro con los directores, el equipo, no es lineal, con lo cual es un esfuerzo infinitamente mayor. Para mí la complejidad que tiene el cine no la tiene el teatro. El teatro me resulta más fácil, en cuanto a que tú eres dueño de lo que haces. Obedeces lo que te dice el director o directora, pero en cuanto se van, ahora soy yo. Pero, siempre, hay que ser súper obediente ahí, y disfrutarlo desde la obediencia. En cine hay muchos dueños, está el director o directora, pero hay un proceso técnico. Ahí cada uno que utilice las herramientas que mejor le vayan. No hay Una manera. La que mejor os vaya, que os haga felices y que os haga sufrir poco. Lo que no hay que hacer es sufrir, ¡cero sufrimiento!, esto es pura alegría y felicidad.

Mi implicación emocional con los personajes es la mínima. La que necesito como actriz. A mí me gusta dejar el personaje en el camerino y no llevármelo a mi casa.

PODCASTS
Historia con Nacho Ares: 110 años de Nefertiti
AGENDA
ZARAGOZA/ Exposición ´Fotografía de lo invisible´
MÁLAGA/ Encuentros con la Ciencia
SANTIAGO DE COMPOSTELA/ Debate literario sobre la novela ´Empezamos por el final´
SANTANDER/ Club de Lectura sobre Carla Montero
Buenas películas que desmitifican la Navidad, la Nochevieja y los Reyes Magos
La mejor música y discos de los artistas invitados en Ámbito Cultural en 2023